Haciéndonos un cuerpo. Insistir, resistir, persistir con Suely Rolnik

Tercer capítulo del ciclo de conversaciones “Creación e invención política”

En este encuentro conversamos con Suely Rolnik, en el marco del lanzamiento de su libro «Esferas de la insurrección. Apuntes para descolonizar el inconsciente» de lxs amigxs de la editorial Tinta Limón.

¿Cómo conectar las «fragilidades activas» que constituyen las formas-de-vida que buscan perseverar, en múltiples territorios de encuentro? ¿Qué significa armar(nos) algo así como artefactos vibrátiles, pulsionales y deseantes que funciones como faroles, nodos que nos van marcando y que resultan de la experiencia corporal viva? Concepto-faroles, entonces, en tanto que un pensamiento en movimiento que acompaña todo gesto, todo proceso de subjetivación siempre contra-hegemónico y que resultan del pliegue que compone la articulación -siempre diferente, siempre singular en cada situación- entre «lo micro» y «lo macro». Y es que la fragilización de la experiencia viva, esa especie de «extrañamiento de sí», permite poner en diálogo abierto las formas-de-vida, posibilitando la creación de estrategias de ataque que desmantelen el abuso de la potencia de vida -o, como diría Suely, el «cafisheo» global del capital. Crear(nos) un cuerpo que encuentra su sitio aquí y ahora, significaría vivir la experimentación de «lo Otro» en nosotrxs mismxs y visceversa, generar alianzas, armarnos ahí donde la vida busca perseverar, fugar. En definitiva, insistir, resistir y persistir.

Aquí, un extracto del prólogo «La izquierda bajo la piel» al libro de Suely, por Paul B. Preciado.

«Suely Rolnik es una artista cuya materia es la pulsión, una cultivadora de gusanos de seda de la izquierda bajo la piel. No se puede pedir más de una escritora: devenir-gusano, cartografiar el fango con la misma precisión con la que otro cartografiaría una mina de oro. Por ello, lector, entra con este gusano en el magma de la bestia y busca los gérmenes de vida que, aunque desconoces, te rodean, y que, con una torsión de la mirada, podrían ser tuyos -podrían ser tu propia vida.«

Ir a descargar